Ir arriba

¿El futuro de los Verdiales?

Pensaba titular este comentario con algo así como "curiosidades varias" o "verdiales fusión", pero ya que estos días ha saltado a la palestra la inefable cuestión de dónde estamos y hacia dónde vamos, pues se impone ser más cauteloso, no sea que alguna de las rarezas aquí expuestas acaben confundiéndose con la Fiesta por fuerza de ese tsunami imparable que es la popularidad.

En el primer caso un vídeo (ya mostrado en casa de Porverita) que lo interpreto como un homenaje a los tontos tan necesario como irreverente, siendo así de rigor por estas fechas. Tengo que reconocer que desconocía la existencia de la murga que interpreta las chirigotas aquí representadas, pero es de destacar que deja traslucir muy bien -con los característicos trazos gruesos del humor carnavalesco- qué es lo que se filtra al común de los malagueños desde esta fiesta tribal campesina y periférica. En su parodia de la Fiesta Mayor no faltan siquiera las ya tradicionales contradicciones entre público y jurados; tampoco nuestra más que merecida fama de adoradores del zumo de la vid y otros licores. No en vano reza una popular copla:

El vino tinto es mi primo
y el aguardiente pariente
cuando voy a la taberna
me junto con to mi gente.



Otra inclasificable parodia-homenaje (música indie o rock independiente, lo llaman) es esta ofrecida por el granadino grupo de Los Planetas. Puede reconocerse fácilmente la estructura paseo-subía, aunque el ritmo -el sufrido compás, padre y madre de la Fiesta- queda totalmente supeditado a las filigranas de la guitarra eléctrica. Digamos que es algo así como una malagueña abandolá roquera (hasta el minuto 6:40).


Por último el documento que justifica más plenamente mis palabras introductorias. Quede claro -como ya dije a quien me lo preguntó- que no critico en lo más mínimo el virtuosismo con sus instrumentos de los aquí participantes. Me parece que tocan todos muy bien, en especial las dos muchachas. También creo que estos momentos de fiesta dentro de la Fiesta animan mucho, redunda en el lucimiento del toque, gustan a la gente y hacen afición. Los juegos y las rifas forman parte de la tradición fiestera tanto como el gorro de flores. Simplemente no querría que la cosa pasara de ahí confundiéndose lo que no es más que un característico momento de "desfase" con la nuez del asunto. Soy un purista irredento, lo reconozco.

Para los que se sorprendan, tengo que confesar que yo también es la primera vez que escucho una lucha a tres violines. Mi primer temor fue: ¿evolucionaremos de orquestinas a orquestas sinfónicas con unos violines haciendo los graves y otros los agudos? Las guitarras empezaron por dos y ya van por cuatro y hasta cinco, así que no es un presagio tan descabellado. El pecado original procede -a mi entender- de cuando los fiesteros comenzaron a subirse a los escenarios y , por ello, a necesitarse volumen musical y visual. De todo tendremos que ver. ¿O no? Violinistas de edad notan a día de hoy que se les obliga a tocar "más fuerte" entre tanta cuerda. Eso obliga a cambiar el transir de la mano derecha y también los puntos de la izquierda. Los cambios más intrascendentes tienen consecuencias, tomemos nota.

13 comentarios:

Porverita dijo...

Hola Red... te quiero por lo tozúdamente que defiendes tus convicciones y por la pasión y elocuencia que pones en ello. Pero me parece que no puedes, ni tú ni nadie, parar el fenómeno de popularización de los verdiales entre la gente joven, y no son ellos los que deben conservar la tradición de los verdiales entre bolas de naftalina. Ellos tienen que recrearla y ejecutarla a su modo.
No sé muy bien a quien corresponde la salvaguarda de la tradición fiestera, para que tengan acceso a ella las nuevas generaciones y las que vendrán detrás... ¿a las escuelas? ¿a los museos? ¿habrá que crear una Real Academia de los Verdiales, con gramática y diccionario? No es tan mala idea.

Bueno, chico listo y defensor de la "pureza" Sigue así, que todos los puntos de vista se complementan.

PandaVerdiales dijo...

RedVerdialera, entiendo el mensaje que quieres transmitir, es mas creo que mucha gente esta por la labor de mantener la pureza en la fiesta.

Pero, no hay que ser tan catastrofista, es más, el darle tanto bombo a algo que salio de la casualidad, lo que hace es la pelota mas grande.

Yo lo veo como una unión de dos pandas, que hicieron una lucha juntos, nada mas, se lo pasaron bien y realizaron algo novedoso, otra cosa es que comience a prodigarse, que creo no será el caso. Ya te digo, fue algo puntual.

El tema de los carnavales también es una anécdota, es la primera vez que pasa, lo raro es que no haya ocurrido antes y respecto a la música, ¿Cuántas veces han copiado en canciones el sonido tradicional de las gaitas gallega y asturianas, mira Mago de Oz, es algo inevitable, un músico escucha la fiesta y le gusta una subía y ¡hala! la incorpora a un disco, pero nada mas, no creo que esto afecte a la fiesta. Mira Hevia, el auge que le dio a la tradición astur, ¿Crees que han cambiado en algo? Para nada.

Otra cosa sería que se hicieran en las escuelas.

Saludos Cordiales que casi me estoy largando a Parauta, con el buen dia que ahce en Marbella.

Porverita dijo...

Hola Red, he visto que ya has añadido la ficha de Juan Majallana, y te aviso que ahora mismo he puesto yo los autores de la ficha, que se me olvidaron (por la noche la Porverita está muy baja de forma)

yanobailosola dijo...

Bueno RedVerdialera, no creo que por un hecho puntual de diversión en la fiesta la vayamos a poner en peligro ni nada de eso. No te alarmes tanto hombre. Y si lo piensas así, mira este video http://www.youtube.com/watch?v=4TBZnv96RbU, oh, en el escenario y todo!!
Es una lucha que todos hemos disfrutado.

Saludos :)

ViolinSantaCatalina dijo...

Ofuuuu Red, los extremos no son buenos. Cuando uno se sitúa en un extremo, siempre corre el peligro de caer hacia afuera.

A parte del video que nos ha indicado yonobailosola, han habido otras ocasiones en las que dos pandas han subido juntas a un escenario como señal de hermanamiento. Y sigue viva la fiesta.

Haces referencia a tres violines, también hubo dos panderos, ocho platillos, ocho guitarras y multitud de palillos. ¿Que tradicionalmente ésto nunca lo han hecho nuestros mayores? pues, no podrían, no se les ocurrían, no habría buen rollo entre pandas, ..., o de todo un poco ¿quién sabe?. ¿Que ésto pone en peligro la continuación de los Verdiales, tal y como nos llegó a nosotros? es tu opinión, pero es unión de fiesteros, diversión entre fiesteros y por tanto fiesta.

Un saludo

Anónimo dijo...

No hagamos costumbre de lo excepcional y no habrá peligro de ninguna clase. Más bien, pongamos atención a la calidad en la fiesta. Si los verdiales gustan a la gente es porque ha habido violines como el de Palomo, Maroto o Porras; guitarras como Martín, Salbori, Jesús de Cárdenas o Canasto; platillos como el Moreno, Juan Medina o Cincorales; panderos como Quinito, Sardina o el Capitán. Había mucha música y compás en esos fiesteros. Si la fiesta se abarata, se hace facilona y común ¿quién, a la vuelta de veinte años, se va a arrimar a una panda en Málaga?¿Qué admiración despertará en quien la oiga? Y... ¿qué legado se dejará a las futuras generaciones? Es para tomárselo en serio si creemos, de verdad, en la trascendencia de esta fiesta milenaria.

Red Verdialera dijo...

Porverita, me encanta el olor a naftalina. Me provoca esa sensación de déja vu que nos traslada a lugares y tiempos ya olvidados.

PandaVerdiales, mencionar la posibilidad de que algo pase no me convierte en catastrofista, a mi parecer. Catastrofista sería exagerar la realidad de la situación, cosa que no hago pues lo que quiero es prevenir lo que aún está por llegar.

Mi labor y mi intención en este asunto no es más que la de enfrentar a quienes dirigen los destinos de la Fiesta (fiesteros, profesores, aprendices, dirigentes federativos e institucionales, etc.) con las posibilidades que se abren en esta nueva y confusa época. Sí sería peligroso que nos dejáramos arrastrar ciegamente por la marea que impone la dinámica de la popularización y la espectacularización sin dar espacio a la crítica sincera y constructiva de lo que acaece. Me siento muy a gusto en mi papel de "Pepito Grillo", y pienso seguir ejerciéndolo aunque a alguno le pueda resultar exagerado. Tengo la suerte de no rendir cuentas más que a mi conciencia. En todo caso, es una postura dialécticamente necesaria para el progreso material de esta tradición en el contexto cultural donde nos encontramos.

yanobailosola, es que el proceso de espectacularización no lo han inventado en La Copla, efectivamente. Ya dije aquí o en algún otro lugar que esto es una dinámica que viene, a mi entender, de cuando empezó a subirse la Fiesta a los escenarios. Fíjate que ya en los años 20 del siglo pasado se representaba en los escenarios de Madrid un sainete donde la Fiesta se ponía al servicio de un argumento literario. Esto del "homenaje" no es más que una modalidad de esos argumentos literarios. En la Fiesta auténtica no existen homenajes, porque no hay un público que tenga que venir a reconocer la trayectoria de nadie. Obviamente -repito una vez más- no enjuicio las emociones ni los sentimientos que estos actos despierten en unos y otros. De hecho a mi este vídeo me gusta, como es natural. Pero no se pueden hacer valoraciones simplemente a la medida de las narices de uno, pienso yo.

Violin, ¿pero eso del hermanamiento qué es? Se hermanan las aficiones futboleras y las ciudades, por ejemplo. Es un acto político en el sentido más originario de la palabra, es decir, destinado a mejorar la convivencia entre grupos de personas a priori enfrentadas. Para ello se hace una representación, es decir, se monta una farsa, una impostura (entiéndase el significado no peyorativo de estas palabras). Una vez más es un acto destinado al público, a la galería. Pero en la Fiesta no hay público, repito una vez más.

Un saludo.

ViolinSantaCatalina dijo...

Buenas Red, te contesto.

Se hermanan los pueblos, las asociaciones, sin tener que ver nada la política, ni por supuesto presupone ningún enfrentamiento anterior, ni se montan farsas, ni nada que se te ocurra. Espero que la RAE te lo aclare:

Hermanamiento: 1. m. Acción y efecto de hermanar.

Hermanar: 3. tr. Establecer lazos de amistad y cooperación entre dos municipios o poblaciones relacionadas por su toponimia, historia, rango o por cualquier motivo.

Simplemente eso, no hagamos complicado lo simple.

Si ese video fuera de los años 60 y con tres violinistas de los de entonces, ahora mismo estaríamos todos elogiándolos y pensando lo grandes que eran por hacerlo (que fueron grandes aunque no lo hicieran), lo único que como no lo hicieron, pues según tú, ya no se debe hacer porque ponemos en riesgo el futuro de los verdiales. Pues, no estoy de acuerdo contigo.

Otra cosa es que metiéramos 3 zambombas ...

Un saludo

Red Verdialera dijo...

Hola Violín, en primer lugar disculparme si he sido demasiado vehemente en la disquisición sobre el hermanamiento. Sí te hago notar que los diccionarios no recogen más que los usos mayoritarios que los hablantes dan a las palabras. Mi puntualización pretendía ir a la raiz del fenómeno del hermanamiento en tanto acto de finalidad política donde las personas escenifican una estrecha relación de colaboración para de esa manera disuadir a quienes pretendan enfrentarlos.

Da igual, simplemente lo que trataba de transmitir es la idea de que hay actos cuya razón de ser es únicamente el lucimiento en lo alto de un escenario, y como estoy en contra de éstos -pues creo, por diversos motivos, que hacen degenerar la Fiesta- pues no comulgo con aquellos. En este sentido me refiero con el término "farsa" a actos como los homenajes y otras representaciones que se hacen en los escenarios. Son eso, representaciones, simulacros alejados de la originalidad verdialera. Pero vamos, yo mismo reconozco que esta dinámica ha venido para quedarse, así que como dice el dicho, si no puedes vencerla únete a ella, razón por la que veo fundamental algo muy simple: la toma de conciencia por parte de los fiesteros de que los escenarios no son el habitat natural de la Fiesta.

Un saludo.

ViolinSantaCatalina dijo...

Tomemos eso como punto de partida, estamos de acuerdo en que el escenario no es el habitat natural de la Fiesta.

Las nuevas tendencias, quizás vayan en ese sentido y posiblemente en pocos años tengamos una Fiesta Mayor al gusto de los fiesteros, más campo y menos escenarios.

Al fin tenemos algo en común.

Un saludo

Anónimo dijo...

ole por ViolínSantaCatalina

Anónimo dijo...

De acuerdo con red que el habitat de los fiesteros es el campo no los excenarios,pero dime tu como una persona de 80años aguanta escuchando fiesta y viendo fiesta si no es sentado en una silla.A lo que voy si siempre la fiesta es en el campo estas personas no podrian ver su pasion ya que los que estarian de pie cerca de la panda no dejarian ver a los demas,por lo tanto hay evoluciones que ayudan a mejorar la calidad

Anónimo dijo...

yo no creo que la fiesta esta en peligro por que algun dia toquen dos pandas juntas o tres violines a la vez,es mas no solo no esta en peligro sino que ademas la enriquece,todo organismo se mantiene vivo por evolucionar,vease la vida misma,amigo red comprendo que te gusta mas el estilo antiguo pero no hay que ser alarmistas ahora hay una corriente muy bonita y sana entorno a la fiesta y eso es lo que la hace grande y viva.

Publicar un comentario en la entrada

Blog Widget by LinkWithin